experiencias, Huracán María, puerto rico beauty blogger, wiser girls

Mi Recuerdo del Huracán



Eran las 3:14 am y desperté por un ruido fuerte. Me di cuenta que la luz ya se había ido y los vientos empezaban a azotar. Todos en la casa dormían sin ninguna preocupación.  Sin embargo, yo no podía dormir. Los ensordecedores ruidos me daban temor y pedía a Dios su tranquilidad y misericordia para nuestro país.  En un momento dado mi esposo se despertó y se dio cuenta que el huracán habia comenzado, pero se volvió a dormir. Por ratitos el despertaba y yo le tomaba la mano como buscando tranquilidad y seguridad.
Ya a las 6 am mi esposo se percató que nuestro cuarto, el closet y la sala estaban inundados.  Por varias horas sacamos agua mientras seguíamos sintiendo y escuchando la ventolera y el viento que intensificó a las 7:30 am. Las pequeñas despertaron como a las 10 am sin darse cuenta de lo sucedido. La ventolera y las intensas lluvias se extendieron hasta tarde en la noche. 
Al otro día en la mañana nos levantamos con el plan de ir a verificar como estaba nuestra familia, pero mi hermana y madre llegaron a nuestra casa.  Escuchamos lo que ellas habían visto por las calles. Muchos árboles caídos, cantidad de tendido eléctrico en el piso, muchas casas sin techo, ventanas y puertas rotas y más.  Las comunicaciones se cayeron y todas las emisoras de radio estaban fuera del aire.  Por lo tanto estábamos totalmente incomunicados. 
Al cabo de unos días, una sola emisora de radio local comenzó a dar noticias de lo que sucedía a nuestro alrededor.  Decenas de personas desesperadas llegaban a sus facilidades para hacer saber a sus familiares que estaban bien pues no había nada de comunicación telefónica.  Además, solicitaban ayuda para los servicios básicos de gasolina, comida y agua.  Durante el día visitábamos nuestra familia y regresábamos ya a las 6 pm pues había toque de queda que luego fue cambiando de hora.  Las noches eran largas y calurosas pues no se movía ni una hoja.  Como padres nos poníamos creativos para entretener nuestra pequeña hija, que se desesperaba en la oscuridad y le cantabamos hasta que se dormía. 
Cada dos días mi esposo se iba a las 2 am para hacer una fila de 6 horas y así obtener dos bolsas de hielo para mantener fresca la leche de nuestra hija mayor.  Con la segunda bebé no teníamos ese problema ya que se alimentaba con teta.  Para todo había que hacer filas de muchas horas; para buscar gasolina, buscar hielo, ir a la farmacia, intentar retirar dinero de los bancos, entrar a los supermercados y transitar por las calles. 
Al cabo de dos semanas de este desastre natural comenzó a haber esperanza ya que llegó el agua y un poco de señal celular.  Lavar ropa a mano y jugar con el agua era la única opción.  Escuchábamos la radio buscando nuevas noticias pero solo se oía lo mismo, alcaldes molestos porque no tenían comunicación con el gobierno central y personas que llegaban a la emisora a denunciar sus necesidades y desesperación.  Cada vez que veíamos un camión de energía eléctrica celebrábamos por ellos y hasta le dábamos agua para tomar. 
Había noches que dormíamos en casa de mi hermana o mi mamá que tenían planta eléctrica y podíamos descansar un poco mejor.  A la semana llegó la luz a varias partes de nuestra área, pero nosotros no teniamos luz.   Nuestro desespero aumentó, estábamos cansados y agotados y los días pasaban muy lentos.
Ya hace unos días llegó la luz y lo hemos celebrado grandemente.  Pude limpiar mi casa, lavar ropa y dormir bien.  Ahora damos la mano a amigos que lo necesitan.  Aún pido a Dios en oración que ayude a los que están en necesidad.  Quiero intentar “volver a la normalidad” pero falta mucho por hacer.  En las calles de mi ciudad aún hay mucha destruccion y escombros, familias sin casa que lo perdieron todo y ya ha pasado un mes.
Solo me resta pensar que esto nos enseñó algo a todos y es temporero.  Todo ocurre con un propósito y esto nos ha hecho más fuertes.  Dios nos levanta, Puerto Rico se levanta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s